17-09-2008

NUESTROS CANTORES POPULARES: ARTE Y CONSECUENCIA.


El canto popular, el folclore o las expresiones artísticas con frecuencia son cultivados, mantenidas y traspasadas de generación en generación a través, por ejemplo, de la recopilación. Violeta Parra, trabajó toda su vida en ello. También ha hecho lo suyo Margot Loyola. Sin embargo, para que éstas expresiones se mantengan son necesarios quienes las interpretan y las reproducen.

En estas Fiestas Patrias, homenajeamos y reconocemos el aporte de cantores populares que han compartido su talento, motivación y compromiso con el desarrollo del canto popular en nuestro barrio. Algunos de ellos ya no están presentes. Sin embargo, sus “acordes” aún se escuchan. Es el caso de Silva Arancibia, vecina de Calle Miguel Semir en Ramaditas, quien por años mantuvo una actitud permanente de defensa y promoción del canto popular chileno. Imposible negar su marcada identidad católica que la llevó a comprometerse siempre en las actividades de la Parroquia Nuestra Señora de Andacollo. Militó en el originario Movimiento de Acción Católica, referente que pretendió fortalecer el Concilio Vaticano II, conclave católico que relevó la participación y el protagonismo de los laicos para transformar la sociedad.

Silvia Arancibia, Mayo 1974.

Silvia Arancibia, participó de ese proceso e hizo carne ese llamado a través de su vida. Pero el canto, la guitarra y el folclore también fueron su pasión que cultivó hasta cuando sus fuerzas y la artritis le permitieron sostenerlo. Fue maestra y traspasó el arte del canto y la guitarra a pequeños aprendices. Su larga y dolorosa enfermedad no le impidió asistir a actividades sociales diversas. Hoy no nos acompaña pero logró perpetuar en varios y para siempre la admiración por Violeta y su descendencia prodigiosa.

"Tía Silvia", fiel católica y apasionada folclorista.
Fotografìa cercana a su partida
.


También para ser justo reconocemos en esta semana de festividad patria a Gilberto Espinoza “Mascareño”, cantor ramaditano de larga trayectoria y de vigencia absoluta con su participación en el Grupo La Isla de la Fantasía. Hoy es portador de la memoria de las quintas de recreo del cerro San Roque. Se suma a este humilde homenaje, Juanín, cantor de San Bernardo, vecino retirado de Carabineros de Chile, de quien cuentan los rumores y fuentes cercanas, que mantuvo una actitud permanente de respeto y tolerancia en tiempos difíciles para el país. Por último valoramos el aporte de Alicia Miranda, cantora y dirigenta social del Cerro Rocuant. Recordamos su aporte en decenas de Peñas y encuentros artísticos del sector.

Juanín, y sus acordes suenan fuertes en San Bernardo.





Alicia Miranda, dirigenta deportivo y gestora cultural.


"Mascareño", cantor y portador de memoria.

Para ellos y ellas un homenaje en este nuevo 18 de Septiembre de 2008.


Juan Carlos Arriola Herrera
Memoria Barrio OHiggins




2 comentarios:

Gina Norambuena dijo...

Me parece un gran aporte, sobretodo en el marco de la celebración de fiestas patrias, que se recuerde la gran labor que cumplen los cantores populares. Ellos con su música conservan nuestras raíces, esa es su labor y la nuestra debería ser apoyar su arte.

Felicitaciones a todos los cantores populares chilenos y gracias por su aporte a la cultura.

Memoria Barrio O'Higgins dijo...

Gina agradezco tus positivos comentarios. Ojala puedas seguir visitando el blog. Saludos.