11-07-2006

MARY GRAHAM Y SU PROLIFICO PASO POR VALPARAÍSO

Hace 184 años una extranjera pisó territorio porteño después de un triste viaje por el Atlántico. Visitó el Valparaíso ya libre del poderío español por espacio de casi un año. Mary Graham, inglesa culta de la época, desembarco del “Doris”, un buque de la armada real un día domingo 28 de Abril de 1822.















Acompañada del dolor por el fallecimiento de su esposo, el comandante Thomas Graham, en el Cabo de Hornos, decide llegar a Valparaíso a fin de dar cristiana sepultura a los restos de su marido.

Por espacio de casi un año, recorrió casi toda la ciudad, incluso vivió en el entonces peligroso Barrio “Almendral”, sector, ya en esos años, de dudosa tranquilidad. Sin embargo, contraviniendo consejos de sus protectores, lo hizo igual. El Estero de “Las Delicias”, actual Avenida “Argentina”, Calle Pocuro, Camino Viejo a Santiago o lo que conocemos como Subida “Washington”, fueron algunos de los tantos lugares que conoció.

Para satisfacción de los amantes de la historia de nuestro Valparaíso, Mary Graham, registró cada uno de sus pasos por el viejo puerto en una especie de bitácora llamado “Diario de mi Residencia en Chile en 1822”, siendo publicado en inglés por primera vez en 1824. En los años 1902 y 1909 aparecería una versión en español en dos tomos.

Mary Graham, fue una mujer notable para la época, muy inteligente y dotada además de muchas cualidades que seguramente la complicaban en ese tiempo. También visitó lugares del centro y sur de Chile.

La condición de extranjera y su antigua amistad con Lord Cochrane, le permitió relacionarse con autoridades y personajes de la época. Se lleva una buena impresión de O´Higgins, y una pésima de San Martín, por su arrogancia y charlatanería junto con su afición al opio. En Ignacio Zenteno, Gobernador de Valparaíso, destaca su ignorancia para plantear soluciones a problemas de la época.

Mary Graham, mujer aún desconocida en nuestras tierras y olvidada en el tiempo, hizo sin duda un aporte significativo a la historia de nuestro Valparaíso. Falleció en su país en 1842 y aún llegan hasta nuestros días los ecos de su “Residencia en Chile”.



1 comentario:

Erasmo WELDT MELLADO dijo...

Valparaíos debiera dar reconocimiento a Maria Graham con el nombre a alguna importante vía pública o sector del Almendral, donde vivió durante su estancia. Por ejemplo a la calle Quillota que nace en la avenida Argentina y que sube al cerro Barón y que debe haber sido la ruta de sus viajes hacia Quintero, debiera re denominarse calle o pasaje Maria Graham. Además, sería interesante crear una ruta con su nombre abarcando Barón, Placeres, Esperanza, Recreo Villanelo, Santa Inés, Reñaca Alto, Concón Alto, Santa Rosa de Colmo que era el camino que ella hacía en sus viajes entre El Almendral y Quintero.